Santa Rosa, 21 de abril- El ministro de Educación, Pablo Maccione, junto a su equipo de trabajo, concurrió a la comisión de Legislación General para dar un panorama general de la situación educativa en el contexto de pandemia.
En su exposición, el ministro expresó que el año pasado “empezamos a trabajar la vuelta a la presencialidad, que implicó la implementación de los protocolos. Esto hizo que desde septiembre a diciembre unos 2 mil estudiantes transitaran este protocolo. Durante el periodo de vacaciones empezamos a trabajar para una vuelta a una presencialidad cuidada durante el corriente año”.
En este sentido, dijo que “para garantizar la presencialidad cuidada, el Ministerio invirtió unos 5 millones en un refuerzo del transporte público de pasajeros, que es exclusivo para estudiantes, con el fin de que se lleve a cabo el distanciamiento y para que no tengan que esperar o se tengan que retrasar”.
“A partir del inicio de las clases presenciales –siguió el ministro-, hacemos una visita permanente para corroborar el cumplimiento de los protocolos para garantizar la presencialidad cuidada. Para dar algunos datos, sobre 91 mil 673 personas que fueron pasando por la presencialidad, hay un total de 610 casos positivos, sólo el 0,76%”.
Además, el ministro Maccione celebró que hasta el momento se haya vacunado al 33% del personal de educación. “En este proceso también se va a avanzando en la vacunación del personal de educación, pero siempre bajo las definiciones de políticas sanitarias. De 11 mil 128 inscriptos del sistema educativo llevamos vacunados 3.680 personas, un 33% de los inscriptos. Y se sigue vacunando, por ahora a docentes y porteros de 50 años o más”, reveló.
Por otro lado, advirtió que “una definición política que tomamos fue el primer mes no habilitar las residencias de las escuelas, porque queríamos ver cómo evolucionaba la situación epidemiológica. Sabíamos que en muchas de las residencias viene gente de otras provincias. Empezamos a hacer un análisis de cómo iban evolucionando los casos, al mismo tiempo que trabajábamos en el protocolo para implementar”.
Asimismo, dijo que “cada institución educativa tiene que garantizar los derechos de los estudiantes” y que “a veces hay que atender desde la Educación, pero también se debe hacer desde Desarrollo Social y desde Salud”.
En otro orden de cosas, durante la ronda de preguntas, la diputada Agustina García consultó si se ha garantizado el acceso de materiales e información para el aprendizaje de aquellos estudiantes que no han podido concurrir a las escuelas. La Subsecretaria de Educación, Marcela Feuerschvenger, contestó: “Se está trabajando con docentes domiciliarios para los estudiantes de riesgos. Hay docentes especializados que asisten a sus hogares. Son relativamente pocos. La verdad que también es de destacar la preocupación de las escuelas por aquellos alumnos que no pueden asistir”.
Posteriormente, Estela Guzmán preguntó qué evaluación hacían desde el Ministerio respecto al aprendizaje de los estudiantes y cómo han visto la vuelta a la presencialidad y la virtualidad. “La evaluación es altamente favorable. La escuela empezó a tener otro lugar y la presencialidad se revaloró. Los informes están dando cuenta de la eficacia. Hoy gran parte de los docentes están trabajando con grupos reducidos de estudiantes, y eso está generando una profundización con mejores resultados, que superan las expectativas que teníamos. Las voces son positivas y todos hablan de la importancia de la presencialidad. Nuestro objetivo es hacer un monitoreo y evaluación transitado un tiempo de este nuevo modelo de burbujas”, respondió Feuerschvenger.
Además, la legisladora Sandra Fonseca solicitó una definición con respecto a la continuidad de la presencialidad, teniendo en cuenta que La Pampa ha sido considerada “Zona Roja”. Maccione tomó la palabra y dijo que “la declaración de Zona Roja vino de un decreto del gobierno nacional, y no suspendió las clases presenciales. Estamos comprometidos con la presencialidad cuidada. Todos sabemos que si hay una disposición de tipo sanitaria por supuesto que la vamos a respetar, como hemos hecho el año pasado. Nosotros estamos trabajando para que la escuela sea un lugar seguro, y no se ha generado ningún brote en el interior de una escuela. Hoy por hoy, más allá del aumento de casos, la presencialidad sigue su camino”.
También, consultó sobre la recomendación del tiempo de uso del barbijo por el “malestar que genera”. La subsecretaria contestó: “Venimos trabajando con el Ministerio de Salud. Consta un solo caso de presentación de una familia por un niño, y de su pediatra. Nosotros lo elevamos a Salud, donde se argumenta que el tapaboca no provocaría lo que provocó en el niño. Fue una sola presentación y la canalizamos por ese medio”.
Sobre la igualdad de dispositivos móviles en los alumnos de la provincia, Feuerschvenger dijo que “la igualdad la estamos garantizando con la presencialidad. Estamos trabajando para ampliar conectividad. Hoy pedimos para que nos ayuden para que todos los chicos vayan a la escuela”.
Más adelante, Martín Ardohain destacó que el ministro defienda la presencialidad, y Maccione expresó: “Todas las instituciones educativas están convencidos de lo mismo. Nosotros debemos ser la única provincia que mantuvo 3 meses la presencialidad. El año pasado ya habíamos trabajado con cuestiones focalizadas. La presencialidad además ordena la vida, así que por supuesto que compartimos ese posicionamiento”.
Por último, Julio González consultó en qué estado se encuentra el avance de los jardines que no se terminaron durante la gestión nacional anterior. “Están en un grado importante de avance. El más avanzado es el de General Pico. Pero va todo muy avanzando, y esperando la obra complementaria para que esté el servicio eléctrico”, finalizó Maccione.

 DSC0647

 

Volver a arriba