Santa Rosa, 23 de marzo- Se reunió la comisión de Legislación Social para recibir al ministro de Salud, Mario Kohan, junto a todo su equipo de trabajo, quienes concurrieron a la Legislatura para dar un panorama general de la situación epidemiológica, el proceso de vacunación, adelantar lo que desde el Ministerio creen que pueda llegar a ocurrir en los próximos meses y para responder a las inquietudes de los legisladores.
En primer lugar, Kohan reflexionó sobre las características del virus que azota al mundo. Dijo que lo que va a generar conflicto es lo “inesperado y variable” del Covid. “Este virus tiene una particularidad de tener un comportamiento muy impredecible. Esto ha descolocado al mundo de la ciencia. Ahí aparece un primer problema, que es de comunicación. Estamos sometidos a una infodemia, que nos intoxica diariamente. Por otro lado, vimos que el mundo científico ha demostrado ser altamente colaborativo, el resto no ha sido así”, opinó.
El ministro se refirió a la posibilidad, que se está discutiendo, de privilegiar la primera dosis de vacunación para que lleguen a más personas, y postergar la segunda dosis. “Se está hablando de privilegiar la primera dosis y postergar la segunda. Pero no está escrito desde el Ministerio de Salud de la Nación que hoy vamos a privilegiar una y postergar otra. Mi opinión personal es que hay que privilegiar la primera dosis, estoy convencido. Mi convencimiento surge de la lectura y la información que, convengamos, es cambiante”, aclaró.
En este sentido, siguió con su explicación: “No estamos hablando de inmunidad de rebaño sino de disminuir mortalidad. Entonces entre más gente vacunada que tengamos, creo que nos va a ir mejor. Algo hemos hecho bien en La Pampa, porque disminuyeron los casos. Nosotros privilegiamos los casos de riesgos”, contó Kohan.
Por otro lado, el funcionario opinó sobre la “segunda ola”. “Va a impactar en Argentina y van a aparecer nuevas cepas. Nosotros pasamos un diciembre y enero dramático, cuando teníamos más de 34 pacientes en terapia intensiva. Fueron momentos muy difíciles. En La Pampa si seguimos haciendo las cosas bien, tal vez podamos retrasar esta segunda ola”, dijo.
Posteriormente, en la ronda de preguntas, la diputada Andrea Valderrama consultó si se ha hecho un análisis de las personas fallecidas en relación a los factores riesgosos. “La obesidad multiplica por diez la posibilidad de morir. La edad por supuesto también. El 21% de las internaciones corresponde a los menores de 50, esa franja etaria no la está pasando muy bien tampoco. En el tope hay que poner la edad, y de allí para abajo hay que agregarle la obesidad, el tener enfermedad respiratoria, entre otras patologías”, explicó el ministro.
Por su parte, Francisco Torroba se mostró disconforme con la información que brinda el presidente Alberto Fernández, y consultó qué expectativas les dio Nación respecto a la llegada de más vacunas. El ministro, en primer lugar, reflexionó: “El 10% de países ricos concentran el 90% de las vacunas. Los países poderosos se comportan como países poderosos. Si algo desnuda la pandemia es la inequidad en el mundo. Estoy perdiendo esperanza en la humanidad, y no creo que esto que está pasando nos de enseñanzas”, lamentó.
A continuación, respondió sobre la información que Nación brinda respecto a la llegada de nuevas vacunas. “Es complejo saber la cantidad. El avión llega a Rusia y hasta que los rusos no depositan las vacunas en los contenedores no se sabe cuántas dosis se va a adquirir. Es complicado saber cuántas dosis se van a cargar en los aviones que van a Rusia, China o la India”.
Además, preguntó si el sistema de salud está completamente vacunado, y Kohan respondió: “Pusimos a todas las ramas de la Salud. Si alguien no se vacunó, es porque no quiso o porque está dormido”.
En tanto, el diputado dijo que “la información de adquisición de bienes no satisface las inquietudes de la oposición, por ejemplo con los 23 grupos electrógenos que se adquirió sin que sepamos ni la marca”. Kohan contestó: “La Pampa es absolutamente trasparente. Nosotros por ejemplo no podemos comprar por marca. Quiero recordar algo, nosotros adquirimos materiales a través de un decreto. Hemos intentado hacer concursos, pero una licitación prolija acá lleva 6 meses, y si te equivocas puede llevar un año. Entonces hicimos compra directa”.
A continuación, Mauricio Agón preguntó, por un lado, cuánto tiempo dura la inmunidad y, por otro, si hace falta más inversión en el ámbito de la Salud para combatir la pandemia. Sobre la primera consulta, el ministro dijo: “Tenemos mucho que aprender de la inmunidad, de la infección y de la vacuna. Es muy complejo. En general todas las vacunas responden igual. Casi todas son parecidas, rondan entre el 70 y 80% de eficacia. Pero quiero repetir, no buscamos inmunidad, sino reducir la mortalidad. La inmunidad va a llevar mucho tiempo más”.
Sobre la segunda consulta, respondió: “Estamos permanentemente convocando al equipo para saber cuántos barbijos tenemos, entre otras cuestiones. Es muy difícil prever qué va a pasar, porque es un virus impredecible. Si vamos a tener 70 casos por días, o si vamos a tener 400 diarios, no lo puedo saber. Entonces nos preparamos para lo peor, y aún con eso podemos equivocarnos, y en consecuencia tener que solicitar más material. Hoy no solo han caído los precios de los barbijos, sino que hay más posibilidades de adquirirlos, por ejemplo. Pero insisto: son más las incertezas que las certezas”.
Además, se le solicitó la opinión al ministro sobre la posibilidad de que el sector privado pueda distribuir vacunas. “Es un bien escaso y nadie puede adquirir vacunas alegremente. Podría ser un sector privado que pudiera adquirirlas. Yo creo que, como ha sido histórico, el calendario de vacunación es por parte del Estado. En este momento de la pandemia no creo que otras intervenciones mejoren la situación. Yo creo que es necesaria la actividad privada, pero si nos manejamos exclusivamente según el nivel adquisitivo, estamos en problemas. Pero esta es mi propia opinión, según mi experiencia viendo el comportamiento de la industria”, contestó.
Espartaco Marín preguntó cómo será el protocolo de los pampeanos que quieran regresar a la provincia. “Todo pampeano que vuelve de un sitio donde hay nuevas cepas, debe hacer el aislamiento que corresponde, con 14 días, en un lugar donde se sepa que esté. Tenemos que entender que esto no terminó. Tenemos que cuidar la actividad económica, pero vamos a tener que trabajar mucho en los protocolos de vuelta”, advirtió Kohan.
En cuanto a los protocolos en el ámbito de las instituciones educativas, se preguntó si es posible el aislamiento de los niños en casos confirmados y no en casos sospechosos, ya que según la diputada Valderrama muchos de los padres creen que sus hijos van a pasar la mayor parte del tiempo aislados. La titular de Epidemiología, Ana Bertone, explicó: “La vigilancia se hace por casos sospechosos. El problema es que el niño o niña con síntomas no debería ir a la escuela. El menor síntoma, de moco o dolor de garganta o fiebre o tos, es un caso sospechoso y corresponde aislarlo. Lo que hay que trabajar es que en ese caso no vaya al colegio”.
Luego, Sandra Fonseca preguntó cuál es el control del Estado en los protocolos y la articulación entre provincia y los municipios. “Los intendentes se manejan en otra área, yo sólo doy recomendaciones. Ellos tienen su autonomía para la toma de decisiones. Con respecto a los controles del Estado, es difícil responder porque es como decir que hay que poner un policía en cada puerta. Eso no quiere decir que no hagamos controles. Pero no podemos poner un Estado policial al lado de una persona desorejada, más allá de que han recibido sus advertencias”, respondió el ministro.
Por último, sobre la implementación de la ivermectina, dijo que “su uso ha sido bajo ningún criterio de conocimiento médico”, y siguió: “Cuando leo todos los trabajos publicados, en prevención me parece que no tiene mucho asidero científico, como tratamiento puede ser. A mí me escracharon en todos los canales, y sin embargo la gente va y compra ivermectina”.

CD DSC0290

Volver a arriba