Santa Rosa, 22 de marzo- “Es el mejor regalo que he tenido desde lo institucional. Lo voy a llevar muy cerca del corazón para seguir con esta lucha, para que nunca más vuelva a pasar algo así. Este pañuelo es para mirarlo de frente, para no olvidar y para saber de dónde venimos”, le expresó el vicegobernador Mariano Fernández a Fernando Pérez, hijo y hermano de dos pampeanos desaparecidos víctimas del Terrorismo de Estado, quien le obsequió el pañuelo blanco de lucha de su madre, Felisa Nilda Sotelo, reconocida Madre de Plaza de Mayo, fallecida a principios del corriente año.
En el marco de las actividades de la Semana de la Memoria y previo al acto central por el Día de la Memoria, Verdad y Justicia que se llevará a cabo el miércoles 24 en Conhello, donde se recordarán a los familiares de Fernando, el presidente de la Legislatura Mariano Fernández lo recibió en su despacho, junto al subsecretario de Derechos Humanos, Juan Pablo Fasce, a la directora general de Promoción de DDHH, Ana Inchaurraga, y a la responsable de extensión legislativa, Valeria Ruggeri.
Fernando Pérez, además de estar marcado por la trágica historia de su familia, tiene una vasta experiencia en materia de Derechos Humanos, habiendo sido director provincial de Buenos Aires de Protección de Derechos de la Víctima, coordinador general del programa “Asistencia Integral a Víctimas y Querellantes en causas de Lesa Humanidad”, entre otras cosas. Hoy desempeña su labor vinculado a DDHH asesorando a distintas áreas.
“Es un honor como militante peronista recibirte, con toda la emoción que implica lo que fue tu madre, padre y hermano. Nuestra provincia no ha sido una isla en cuanto a las víctimas de la última dictadura, aunque La Pampa fue pionera en buscar las responsabilidades de los militares, allá por el 83 con la gobernación de Marín”, comentó Fernández en la reunión que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados.
Por su parte, Pérez dijo que “es un halago estar en este lugar, porque vengo a La Pampa en carne viva por el reciente fallecimiento de mi madre, que tenía muchas expectativas para esta fecha. Yo creo en la memoria, por eso recuerdo a mí madre y toda su lucha durante tantos años”.
A continuación, Pérez le hizo entrega a Fernández del pañuelo blanco de su progenitora, Felisa Nilda Sotelo, Madre de Plaza de Mayo, con una foto suya en una caja decorada por sus nietos. “Te dejo este recuerdo para que sea un compromiso de lucha”, dijo Pérez y Fernández le entregó un diploma de reconocimiento y lo invitó para que en otras oportunidades pueda contar su experiencia en el recinto de la Legislatura para que toda la sociedad pueda conocer su historia.

 

Mariano Fernandez23115

Volver a arriba