Santa Rosa, 30 de marzo- Concurrió a la comisión de Legislación Social la licenciada en Obstetricia y directora de Maternidad e Infancia de la provincia, Cintia Jacobi, para tratar el proyecto de Alicia Mayoral, al cual adhirieron todas las diputadas de los distintos bloques, por el que se crea el Programa para la visibilización, detección, abordaje, prevención y erradicación de la violencia obstétrica. Se dictaminó favorablemente por unanimidad.
“Es una deuda pendiente que teníamos con nuestras mujeres, que podamos llevar adelante un programa para registrar y visibilizar este tipo de violencia, que, en realidad, es todo aquello que no se cumple en la ley de parto humanizado. Esto tiene que estar atravesado por todas las áreas”, expresó Jocobi ante las y los diputados.
“También hay que ser objetivo, porque no queremos que sea una caza de brujas. Igualmente, cuando uno escucha los relatos de las mujeres son muy claros, y no hay lugar para pensar que lo hace por otro interés”, aclaró la licenciada.
Jacobi reveló algunos datos nacionales de violencia obstétrica. “Los malos tratos se llevan el mayor porcentaje, por eso hay que evaluar cada situación particular. Las intervenciones innecesarias también se llevan un porcentaje alto, al igual que el hecho de no permitir el ingreso del acompañante”, dijo.
La legisladora María Laura Trapaglia consultó si con esta ley se van a garantizar los derechos de las mujeres a la hora de dar a luz. “No significa que se va a garantizar completamente, pero sí se va a empezar a hablar. Aquel que hace las cosas mal, se va a empezar a dar cuenta que está cometiendo errores”, respondió la funcionaria.
Alicia Mayoral agregó que el proyecto es importante porque “las mujeres tenemos que saber hasta dónde hay que aguantar, y qué situaciones son verdaderamente violentas, porque se ha naturalizado la violencia”.
Por su parte, Sandra Fonseca contó una situación personal en la cual no dejaron ver a su hija luego de dar a luz, y la directora de Maternidad aseguró: “Eso es violencia, porque es lo que se denomina la ‘hora sagrada’. Ese contacto no se debería cortar. Todos los médicos tendrían que saber que si el bebé está bien, debe quedarse una hora por lo menos con su madre. En algunos lugares, lamentablemente, esas cuestiones siguen pasando”.
También, Jacobi planteó que la problemática no sólo se reduce a los médicos, “sino al ámbito administrativo”. “El proceso reproductivo tiene que cuidarse de principio a fin, porque eso queda marcado en el ser humano. A todas seguramente nos ha pasado alguna situación”, dijo.
Marcos Cuelle reflexionó que “hay cierta violencia cuando una mujer no puede dar a luz en su lugar” y señaló que debería haber “un artículo para que haya alguna línea presupuestaria por parte del Ministerio”.
Por último, Jacobi remarcó que el programa no “solo tiene que ser tratado desde Salud, sino en distintas áreas. Es muy positivo que se le pueda dar difusión y sostén”, concluyó.
Otros proyectos
En otro orden de cosas, se sacó despacho favorable por mayoría, fijando posición en el recinto por minoría, a la iniciativa del gobierno provincial por el que se aprueba el Convenio Específico celebrado entre la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación, la Subsecretaría de Primera Infancia de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa.
“Tiene que ver con el contención integral de niños y niñas hasta los 4 años en situación de vulnerabilidad, a través del desarrollo de los centros infantiles. La secretaría otorgará subsidios destinados al mejoramiento de los CDI, la asistencia nutricional, estimulación temprana y capacitación a la familia y al personal”, explicó la diputada Lilia Caimari.
El convenio consiste en un desembolso inicial por un monto de 1 millón 50 mil pesos, mientras que los subsidios mensuales ascienden por semestre a 1 millón 242 mil pesos.
María Laura Trapaglia solicitó un informe porque consideró que “no es equitativo lo que se le da a un municipio y a otro. Me gustaría saber por qué se le da a Santa Rosa, y por qué no se le da al oeste de la provincia”, apuntó.
Por su parte, Sandra Fonseca dijo que “estamos de acuerdo con estas políticas” pero cuestionó que “es un monto ínfimo”.
Marcos Cuelle manifestó que “no hay descentralización sin presupuesto, porque después los municipios se tienen que hacer cargo de esa política”.
Más adelante, se sacó despacho favorable por mayoría, fijando posición en el recinto por minoría, al proyecto por el que se aprueba el Convenio Específico celebrado entre la Secretaría de Articulaciones de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa.
También, se emitió dictamen favorable por mayoría, fijando posición en el recinto por minoría, a la iniciativa por la que se crea una “Licencia Excepcional Covid-19".
Por último se puso en tratamiento el proyecto de Facundo Sola por el que se modifica el artículo 10 de la Norma Jurídica de Facto Nº 751. “El objetivo es que se le reconozcan a los agentes de la administración pública con nivel terciario la categoría que les corresponda y los adicionales. También la condición técnica y profesional. La legislación actual no contempla el título de nivel terciario. Hay un vacío”, adelantó el autor de la iniciativa, que se seguirá analizando en las comisiones de las próximas semanas.

CD DSC1505

Volver a arriba