Santa Rosa, 6 de junio- El vicegobernador, Mariano Fernández, se refirió al fuerte respaldo que dio el presidente Alberto Fernández en su visita a La Pampa en cuanto a los reclamos por Portezuelo del Viento, al decir que no quiere “financiar una obra que está cuestionada”. Además, hizo hincapié en la “inseguridad jurídica” que tiene esta represa hidroeléctrica.
“Portezuelo del Viento tiene vicios de legalidad, y ni siquiera tiene seguridad jurídica. Esto es gravísimo para una obra de esta magnitud”, explicó el presidente de la Legislatura, y consideró que “con las palabras del presidente de la nación, queda claro que el tema debe resolverse legalmente en el Coirco, con la decisión unánime, no con decisiones unilaterales como las que quiere tomar Mendoza”.
También dijo que Alberto Fernández “tomó una decisión política de gran importancia” y que, en el caso de que Mendoza siga adelante, “tendrá que trasgredir las decisiones del presidente por un lado, y por otro lado trasgredir la ley”.

Federalismo
Fernández además destacó el “federalismo” del presidente y opinó sobre la importancia de su visita tas concreción de convenios referidos a la inversión en obras que superan los 7 mil millones de pesos, entre las que se destacan la construcción de viviendas, obras hídricas y viales que se inscriben en los programas “Argentina Hace” y “Argentina Construye”.
“La visita de Alberto a La Pampa es superlativa, por lo institucional y por el anuncio de las obras. Está cumpliendo con la palabra de gobernar con los 24 gobernadores, y con la idea que no existan provincias grandes y chicas. Fernández trata a La Pampa como corresponde, con el respeto debido, y no como ha pasado que hemos sido discriminados por parte del gobierno anterior. Habla de un respeto por el federalismo, más allá de Covid-19”, expresó el vicegobernador.

Barrera sanitaria
También se refirió a la barrera sanitaria que imposibilita a La Pampa comercializar carne vacuna con hueso al sur del río Colorado. Tras la declaración del presidente, quien dijo que “no pueden imponer regímenes aduaneros que compliquen de algún modo la situación”, el vicegobernador manifestó: “Esta es una política de mediano plazo que se va a ir implementando, con el diálogo con Río Negro y con las autoridades del Senasa, para favorecer a La Pampa, para evitar el contrabando, para que nuestros hermanos patagónicos consuman el asado de hueso sin ningún riesgo, y para cumplir con la constitución, porque no deben existir aduanas interiores”.

Paso Pehuenche
Otra de las iniciativas políticas del vicegobernador Fernández, más allá del reclamo por el cese de la “aduana interna”, tiene que ver con el Paso Pehuenche. Sobre esto, dijo que “vamos a seguir insistiendo una vez que pasen todas estas restricciones y que termine la pandemia, seguir trabajando en el Paso Pehuenche”. También, adelantó que “vía zoom hemos trabajado con el Parlasur, con legisladores patagónicos, y hablaremos con las autoridades chilenas próximamente”.
Por último, manifestó: “Creemos que el Paso Pehuenche es una de las grandes salidas productivas para La Pampa y para otras provincias, y también para Chile. Este es un paso bioceánico que nos dejaría intercambiar más bienes y servicios con nuestros hermanos chilenos y también con Asia. Esto sería de un impacto económico de mucha magnitud para nuestra provincia”, cerró Fernández.

Mariano Fernández con Alberto Fernández

Volver a arriba